REFLEXIONES!!!

Domingo, 8 de Septiembre del 19.


Pregunta. ¿Cuál es tu único consuelo tanto en la vida como en la muerte?


Respuesta. Que yo, con cuerpo y alma, tanto en la vida como en la muerte, no soy dueño de mi vida, sino que pertenezco a mi fiel Salvador Jesucristo, quien con Su preciosa sangre ha satisfecho completamente por todos mis pecados, y me ha redimido de todo el poder del diablo; y me preserva de tal manera que sin la voluntad de mi Padre celestial ni siquiera un solo cabello de mi cabeza puede caer; antes bien, todas las cosas tienen que funcionar conjuntamente para mi salvación.


Por esa razón, por Su Espíritu Santo, Él también me asegura la vida eterna, y me dispone y prepara de todo corazón para vivir de ahora en adelante para Él.


Romanos 14:7–8. 1 Corintios 6:19. 1 Corintios 3:23. 1 Pedro 1:18–19. 1 Juan 1:7; 2:2. 1 Juan 3:8. Juan 6:39. Mateo 10:29–30. Lc. 21:18. Romanos 8:28. 2 Corintios 1:21–22. Efesios 1:13–14. Romanos 8:16. Romanos 8:1.



Sunnyside Christian Reformed Church

700 North 16th Street | Sunnyside, WA| 98944
509-837-5371 | scrcoffice3@gmail.com | Map